Conectividad

En un futuro no muy lejano, nuestro coche podrá conducir tan bien como nosotros, o quizás aún mejor….. Ya en la actualidad pueden contar con numerosos sensores para suministrarnos gran cantidad de información, como por ejemplo si hay baches por delante, avisarnos si tenemos la presión baja en las ruedas, indicarnos si un adelantamiento puede ser peligroso, aparcar por nosotros y mucho más.

Además de las ventajas que todos estos dispositivos nos ofrecen desde el punto de vista de la seguridad al volante, poco a poco nos permiten conseguir descuentos en el seguro de los coches. Ya algunas compañías de seguros comienzan a tomar en cuenta estos elementos para abaratar el precio de las pólizas.

Dependiendo del modelo del coche, podremos disfrutar además, de otro tipo de características como los sistemas de streaming de audio y video, navegación por satélite, información de tráfico, diagnósticos de la “salud” del coche, etc.

Nuestros coches están computarizados

Los actuales coche de gama alta llegan a tener hasta más de 100 micro controladores. Esto equivale a la potencia de computo de unos 20 ordenadores personales, tienen cerca de 100 millones de líneas de código en su programación y pueden procesar hasta 25 GB de datos en una hora según la firma consultora McKinsey.

Según datos de empresas del sector, actualmente hay unos 27 millones de vehículos en el mundo conectados a Internet, y se espera que esa cifra se triplique para el año 2022.

La visión de los conductores

Los conductores esperan que su experiencia al volante sea una extensión de su actual modo de vida “conectado”. La necesidad de estar constantemente conectados es algo que los fabricantes de coches conocen y desean explotar.

Según algunos fabricantes, tener más conectividad les permite profundizar más en las condiciones y estilo de manejo y conocer así más sobre el diseño de los vehículos.

No somos pocos los que con un pequeño dispositivo bluetooth conectado al ordenador de a bordo (OBD) vemos en nuestro teléfono móvil todos los parámetros de funcionamiento del coche, incluso las posibles averías que reporta nuestra centralita.

OBD2

Todo esto,  hace que la conectividad se vaya convirtiendo en una importante condición de compra de un vehículo. Las asistencias para aparcar, los avisos de colisión, los avisos de fatiga al volante, cámaras integradas, sensores de proximidad, iluminación adaptable y muchos más.

Es increíble la transformación tecnológica que han tenido los coches desde que tuve mi primer coche, un flamante Renault 5 GTL de última tecnología.

Renault 5 GTL


Proyecto-TIC.es – Tu consultor TIC- informática – Software – Juan Carlos Valle Berbes
Ribadesella, Llanes  – Asturias