wifi

Asegurar nuestra conexión Wifi es un elemento importante para asegurar nuestros datos personales. Una red Wifi que use WPA2 nos proporciona seguridad (podemos controlar quién se conecta) y privacidad (nuestras transmisiones no pueden ser leídas por otros) en las comunicaciones que viajan a través de nuestra red.

Para una mayor seguridad, nuestra red debe incluir solo dispositivos con la última tecnología de seguridad WPA2

La mayoría de los dispositivos Wifi que adquirimos nos llegan con la seguridad deshabilitada para que sea más fácil conectarlos a la red. La mayoría de los puntos de acceso (AP), routers y gateways vienen con un nombre de red por defecto (SSID), así como credenciales por defecto (usuario y contraseña) para que la configuración sea lo más simple posible. Estos parámetros por defecto deben ser cambiados tan pronto como tengamos la red configurada.

También es importante considerar el uso de otras medidas para asegurar nuestras comunicaciones después que estas han pasado nuestra red Wifi. Herramientas como cortafuegos personales, redes privadas virtuales (VPN) y el HTTPS pueden ayudar a reducir el riesgo de comprometer la privacidad y seguridad del tráfico en Internet.

La seguridad de forma fácil: Configuración Wifi protegida

Esta es una característica opcional que simplifica y estandariza el proceso de configurar y asegurar una red Wifi. Configura el nombre de la red (SSID) y la seguridad WPA2 para la puerta de entrada y los dispositivos clientes en la red, haciendo que agregar un nuevo dispositivo a nuestra red sea tan fácil como presionar un botón o introducir un número de identificación personal (PIN). Hoy en se encuentran con facilidad estos dispositivos preparados para una configuración Wifi protegida, y se pueden identificar con la siguiente marca identificadora

Wifi protected

Asegurando nuestra red

■ Cambiar el nombre por defecto (SSID) de nuestra red.
■ Cambiar las credenciales administrativas (usuario y contraseña) que controlan la configuración de nuestra puerta de entrada/router/Punto de acceso.
■ Habilitar WPA2-Personal (aka WPA2-PSK) con encriptación AES.
■ Crear una contraseña para la red que cumpla con las directrices recomendadas.
■ Habilitar las características de seguridad WPA2 en los dispositivos clientes e introducir la contraseña de red.

Verificar la seguridad de una red existente

Cuando agregamos un nuevo dispositivo a la red Wifi, es el momento ideal para asegurarnos de que tenemos el máximo nivel de seguridad a nuestro alcance. Debemos asegurarnos de que la red esta configurada para WPA2.

Si nuestra red ha sido configurada hace mucho tiempo, o nuestra compañía proveedora de servicio de Internet a configurado la red, puede valer la pena verificar que está configurada con el máximo nivel de seguridad. Si nuestra red está configurada con una generación anticuada de seguridad (WEP o WPA), es recomendable pasarnos a WPA2. WPA2 es obligatoria en todos los dispositivos “Wi-Fi CERTIFIED” desde el año 2006. La mayoría de los dispositivos actuales son capaces de configurar WPA2.

Calidad de la contraseña y tiempo de vida

Una contraseña de red segura aumenta en gran medida la seguridad de la red, así que, es importante seleccionar una palabra de seguridad efectiva. En general, aumentar su longitud, complejidad y aleatoriedad mejora su calidad. Es recomendable que la contraseña tenga al menos 8 caracteres de longitud he incluya una mezcla de letras en mayúsculas y minúsculas, así como símbolos . Una contraseña no debe contener una palabra que se encuentre en el diccionario y no debe incluir información personal como nuestro DNI, nombre, dirección, etc.

Cambiar la contraseña periódicamente también aumenta la seguridad de nuestra red.

Fuera de nuestra red

Una vez que como usuarios hemos experimentado la conveniencia y libertad del trabajo inalambrico, usaremos nuestros dispositivos Wifi a todo momento y en cualquier lugar. A continuación, os comento algunos puntos clave para asegurar dichos dispositivos cuando los utilizamos fuera de nuestra red Wifi.

■ Habilita la seguridad WPA2: todos nuestros dispositivos (laptops, teléfonos inteligentes y otros) deben usar WPA2.
■ Configuralos para tener que aprobar nuevas conexiones: muchos dispositivos por defecto se conectan automáticamente a cualquier señal. Configuralo para que solicite aprobación antes de conectarse.
■ Deshabilita compartir: muchos dispositivos por defecto comparten o se conectan automáticamente con otros dispositivos cuando se conectan a una red. Compartir archivos e impresoras es común en casa y en el trabajo, pero debe evitarse en redes públicas como hoteles, restaurantes o aeropuertos por ejemplo.

Aseguremos nuestra red y nuestros dispositivos. Aseguremos nuestros datos.


Proyecto-TIC.es – Tu consultor TIC- informática – Software – Juan Carlos Valle Berbes
Ribadesella, Llanes  – Asturias