SSD vs HDD

HDD vs SSD. Hasta no hace mucho los disco sólidos (SSD) solían verse solo en notebooks y ultrabooks, pero su abaratamiento progresivo hace que cada vez se instalen en más equipos de escritorio.

Vemos pues, cuales son las ventajas y desventajas de cada uno de ellos para  elegir cual instalar en nuestro equipo de escritorio. Los HDD vs SSD.

Ambos realizan el mismo trabajo, llevan el sistema operativo, almacenan nuestras aplicaciones y archivos personales.

Los discos SSD son más costosos que los discos HDD en términos de capacidad. Actualmente el precio por GB prácticamente se dobla en los discos SSD.

En cuanto a la velocidad, los SSD ganan de calle. Un ordenador equipado con un disco SSD puede arrancar en segundos, mientras los HDD son bastante más lentos.

La fragmentación es un problema para los discos HDD, ya que con el tiempo, los archivos no pueden almacenarse de manera contigua en sus bloques y tienen que separarse en trozos por lo que el cabezal tiene que ir dando saltos mientras en disco gira a toda velocidad.En los discos SSD no importa en que parte del chip de almacena la información.

Otro punto a favor de los discos SSD es la falta de partes móviles en su interior. Si un equipo con un disco HDD se golpea, la superficie del disco podría llegar a dañarse por el cabezal. Los discos SSD no tienen ese problema.

El tamaño tampoco es un problema para los discos SSD. Normalmente los encontramos en formato de 2,5″, pero esto es solo un tema de conveniencia. Si hiciesen falta que fuesen más pequeños podrían serlo sin problemas, mientras el diseño de las partes móviles de los discos HDD exigen cierto espacio para sus partes móviles.

Aunque los discos HDD actuales son bastante silenciosos, siempre podremos escucharlos, más aún si son super rápidos. Los discos SSD son virtualmente insonoros.

En cuanto a la durabilidad, bien es cierto que los discos SSD se gastan con el tiempo ya que cada celda de memoria solo puede escribirse y borrarse un número limitado de veces, pero la tecnología actual optimiza dichos ciclos de modo que es más probable que tengamos que cambiar el equipo por obsolescencia antes que por culpa del disco SSD. La única situación en la que esto sería una desventaja es en los equipos con altísimos ciclos de lectura/escritura  como los usados intensivamente en multimedia.

Espero que esta información les sea de utilidad si piensan cambiar el disco de su equipo.


www.proyecto-tic.es / Tu consultor TIC, Juan Carlos Valle Berbes
Ribadesella – LLanes – Asturias