NAS

Un NAS (Network Attached Storage) es un dispositivo de almacenamiento de datos que provee a los usuarios de la red local (LAN) un almacenamiento centralizado y consolidado a través de una conexión Ethernet estándar.

Cada dispositivo NAS se conecta a la red como un dispositivo independiente con su propia dirección IP. La principal ventaja de los dispositivos es que su almacenamiento no está limitado a la capacidad de almacenamiento de un ordenador en la red. Muchos dispositivos NAS pueden soportar RAID, y además pueden conectarse a él dispositivos adicionales como discos externos o impresoras para ampliar sus utilidad.

Normalmente no disponen de teclado ni pantalla ya que pueden ser configurados a través de un gestor web . Algunos NAS ejecutan un sistema operativo estándar como Windows o Linux, mientras otros ejecutan SO propietarios.

Aunque la mayoría de ellos ejecutan IP como su protocolo de red algunos utilizan NFS, IPX, NetBEUI, CIFS o SMB. Además algunos NAS soportan Gigabit ethernet para una transferencia de datos más rápida por la red.

Los principales tipos de NAS son:

Altas prestaciones: el tope de gama, para almacenar grandes cantidades de datos, incluyendo imágenes de máquinas virtuales como rápido acceso y cluster.

Prestaciones medias: para necesidades de varios cientos de terabytes. No son aptos para el cluster.

Prestaciones domésticas: para pequeñas implantaciones que requieran compartir contenido.

Un NAS doméstico es una herramienta que nos permitirá compartir vídeos, fotos, películas, archivos de cualquier tipo, hacer copias de seguridad e nuestros equipos y mucho más.


www.proyecto-tic.es / Tu consultor TIC, Juan Carlos Valle Berbes
Ribadesella – LLanes – Asturias