MDM

Los dispositivos móviles están proliferando en nuestra sociedad de modo exponencial. En la empresa, en los hospitales, en las escuelas, en prácticamente cualquier sitio. Tabletas, smartphones, portátiles, de todas las marcas y modelos.

Con un número creciente de dispositivos y sistemas operativos, la gestión adecuada de los mismos encara complejos retos. La posibilidad que tenemos en las manos de acceder a información importante desde dichos dispositivos móviles introduce serios problemas de seguridad.

De allí la importancia de utilizar en estos entornos un gestor de dispositivos móviles o MDM (Mobile Device Management) que nos permita afrontar los retos asociados de modo simplificado y eficiente. El profesor que en un salón de clase necesite bloquear ciertas aplicaciones en los dispositivos que los alumnos están usando para cierta actividad, el hospital que necesita que las historias de los pacientes no salgan del hospital si alguien del personal sale del mismo con uno de estos dispositivos, el comercial que deja la empresa y todavía tiene consigo el dispositivo portátil.

Es necesaria una aplicación que nos permita gestionar todos estos casos y cualesquiera otros, de modo de poder bloquear, resetear, borrar, reiniciar, controlar, compartir información y mucho más. Eso es un MDM.